Nota sobre los señalamientos en torno a México en el TIP Report 2015 del Departamento de Estado de los EE.UU. de América

 28 de julio de 2015

El día de ayer el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América presentó su informe anual sobre trata de personas, de acuerdo con el cual el gobierno mexicano, a pesar de sus esfuerzos, sigue sin cumplir plenamente con los estándares mínimos para la erradicación este crimen.

Dentro de los señalamientos hechos, destaca lo siguiente:

  1. La información existente sobre la identificación de víctimas y la relativa al cumplimiento de la legislación nacional es, a menudo, poco fiable y no hay claridad respecto de cuántas sentencias por el delito de trata se apegan a lo dispuesto en el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas (Protocolo de Palermo)
  1. A pesar de que el gobierno presentó el Programa Nacional para prevenir, reprimir y sancionar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y asistencia a las víctimas de este delito 2014 – 2018, aún no se han establecido recursos para su implementación.
  1. La participación de funcionarios públicos en la comisión de este delito sigue significando un grave y amplio problema sin atenderse.
  1. Los esfuerzos para lograr el cumplimiento de la legislación en la materia han sido insuficientes para enfrentar las dimensiones de la trata en el país, particularmente en lo relativo al trabajo forzado. Las autoridades no han informado sobre cuántos tratantes con fines de trabajo forzado hay, y si existen sentencias en la materia.
  1. El financiamiento para el establecimiento de albergues especializados en la provisión de servicios a víctimas de trata de personas siguen siendo inadecuados y hay una carencia generalizada de este tipo de servicios en todo el país, lo que implica dejar vulnerable al significativo número de víctimas reportadas.
  1. Muchas de las víctimas tienen miedo de identificarse a sí mismas como víctimas de trata y pocas han buscado recursos legales debido a su temor a represalias por parte de los tratantes, la falta de servicios especializados, y la falta de confianza en las autoridades. A pesar de que la nueva ley establece disposiciones para proteger a las víctimas de ser penalizadas por actos ilegales cometidos como resultado directo de su sometimiento a la trata, hay información respecto de que, en la práctica, sí se les ha sancionado.
  1. Expertos en la materia informaron que la coordinación interinstitucional a nivel federal y estatal ha sido desigual.

Aquí el TIP Report 2015 completo.